Bethel & Desierto de la Tataco, Colombia.

Monday, February 26, 2018

 Cada gran éxito comienza con una pequeña idea que se vuelve con un virus en la mente y que comienza a hacer presencia cada momento de tus días. Todo comenzó cuando mi novia y yo decidimos viajar a algún lado que no fuera común a los que ya habíamos ido y que de seguro fuera a marcar nuestras vidas de una manera diferente. Así que con ese objetivo en mente fue que llegó el Desierto de la Tatacoa a ser una de las opciones más viables para nuestro viaje, pero todo se concretó cuando conocimos Bethel, un hotel realmente mágico.

Bethel es un oasis en medio del desierto, un lugar en el que el cielo se acerca y en las noches casi que puedes tocar las estrellas, pero bueno luego profundizaremos en ello, por el momento vamos a contar nuestra experiencia y cómo ustedes también pueden vivirla.

 

 

Primero Bethel es un hotel que queda en el Desierto de la Tatacoa, el cual a su vez queda a 1 hora del pueblo Villa vieja, localizado a 45 minutos de Neiva, Colombia. Por lo tanto, si piensas viajar es recomendable hacerlo con tiempo disponible para los traslados, sumado a ello, debes reservar con 3 meses de anterioridad, si lo haces en avión desde cualquier parte de Colombia, debes llegar a Neiva en las aerolíneas Easyfly o Avianca, puesto que son las únicas que se encuentran disponible en este aeropuerto hasta el momento. Cuando estás en Neiva puedes tomar un taxi hasta el terminal de transporte de la ciudad, donde encontrarás algunos vehículos que van hacia el pueblo de Villavieja con capacidad de 5 a 8 personas, posteriormente tendrías que volver a coger otro medio de transporte para ir al interior del Desierto, incluso uno más si decides ir a algún hostal u hotel al interior del mismo; es por esto, que recomendamos negociar con el conductor que sale desde Neiva para que los transporte directamente hasta Bethel, cobrar aproximadamente entre $50.000 y $70.000 COP por persona (realmente muy económico a diferencia que si decides hacer los trasbordos anteriormente mencionados, o puedes contactar a Andrés al +57 320 482 7015, quien también puede facilitarles el transporte).

 

 

Bethel es una maravilla en medio del caluroso desierto, por lo tanto su precio realmente lo vale, $600.000 pesos la noche por habitación dependiendo de la temporada, pero créeme, vale la pena. Desde el primer momento en el que tocas la recepción recibes infinidad de atenciones que te hacen sentir como en casa, te invitan un coctel de bienvenida, recorrido por todo el hotel, una pequeña charla de las instrucciones como tal del funcionamiento del hotel para que pases la mejor estadía, ellos se encargan de llevar tu equipaje a la habitación y se aseguran que no te falte absolutamente nada. El hotel es algo rústico, con una decoración bastante particular, cuenta con dos piscinas, dos restaurantes, diferentes tipos de habitaciones (casa bethel, glampings o Bioegs) en cualquier caso, todos son espectaculares. Te comparto algunas imágenes que también puedes ver en su página web http://www.betheltatacoaoficial.com/

 

Ojo, hay muchos zancudos, así que ve bien preparado, hace un calor de 40°C o más, y sumado a ello no hay absolutamente nada cerca (Ni para solicitar un domicilio), por lo cual, debes saber que tanto almuerzo como comida se debe solicitar a los restaurantes del hotel, con precios que oscilan entre $30.000 y $50.000 COP por plato sin contar bebidas (El desayuno va incluido en la habitación, que es muy bueno, por cierto). Durante el día podrás visitar las piscinas, los restaurantes, o pasar tiempo en las habitaciones, que son muy cómodas realmente, así como también disfrutar de los majestuosos paisajes que se logran apreciar, podrás montar cicla, cuatrimotor, solicitar el servicio para montar en Jeep, obviamente con algunos costos adicionales y pues dependerán de tu presupuesto, debes tener en cuenta que tanto las comidas como los demás servicios prestados deben ser pedidos con anticipación de 1 hora. Adicionalmente, también podrás ir al “SunSet”, un espacio con camas glamurosas que rodean una piscina espectacular, también cuenta con servicio de bar y el ambiente es ideal para descansar y relajarte. Si lo deseas, este va incluido dentro del costo de la habitación paga, pero se encuentra fuera del hotel, y para aquellos que quieran conocer el desierto, pero no deseen hospedarse en el hotel pueden pagar el pasadía que está entre $50.000 y $70.000 COP por persona. Las noches son mágicas, un poco frías, pero con una vista sin igual, miles de estrellas al alcance de nosotros. Es algo que no se puede explicar simplemente porque las palabras no alcanzan a describir lo que es estar sentados, ante un millón de puntos brillantes en un lienzo completamente negro.

 

 

Adicionalmente, recomendamos que para la salida del hotel te comuniques con el conductor del terminar para mayor facilidad o te arriesgas a caminar hasta llegar a otros hostales aproximadamente unos 40 min de caminata , estos hostales son económicos y cómodos , entre $70.000 y $100.000 pesos la noche por habitación para 3 o 4 personas, son la mejor opción si vas con bajo presupuesto, ahí contarás con un restaurante modesto y con la posibilidad de entrar a la piscina pública del desierto ya que queda muy cerca aproximadamente 10 minutos caminando. Es muy importante llevar baterías externas, es supremamente difícil cargar el celular, las cámaras o dispositivos electrónicos adicionales. Solo se cuenta con energía solar, por lo tanto, hay espacios determinados del día para ello. El desierto es tan amplio, que puedes ir al Desierto gris y poner tu edificio de piedras, también llamado ´´ El valle de los deseos´´, contrario al Desierto Rojo, el cual es una colisión de montañas rojizas que sumadas dan como resultado un paisaje único e inolvidable. Otra atracción es la visita al observatorio con un costo de $15.000 COP aproximadamente, es obligatorio vivir esa experiencia.

 

Para finalizar, del desierto a Villavieja hay aproximadamente 45 minutos, y de este pueblo salen buses desde el parque central hacia Neiva cada media hora por un valor aproximado de $25.000 a $30.000 COP por persona. Mi recomendación es que guardes el contacto de todos los que conoces, puesto que, si intentas salir solo caminando, la experiencia no va a ser tan agradable, sumado a un largo camino. Si vas en carro no hay problema, las vías están bien señalizadas y de fácil acceso. Respecto al internet es bastante difícil, hay algunos lugares dónde puede haber comunicación, pero por lo general es difícil acceder a esta.

 

Espero que esta experiencia pueda ser de ayuda para elegir un lugar diferente a lo tradicional, y arriesgarse a vivir una nueva experiencia, que, sin duda, valdrá la pena. Comenta o comparte para que otros al igual que tu puedan conocer de la existencia de este pequeño oasis en medio del desierto.